CRÊPES DE ESPELTA CON AGUACATE, TOMATE, HUEVO Y ROQUEFORT

crepe aguacate y huevo 07

Ingredientes (Masa Crêpe)

-500 ml de leche de soya

-250 gr de harina de espelta integral

-2 cucharadas pequeñas de levadura en polvo

-1 cuchara pequeña de sal

-1 cuchara grande de aceite de oliva

-1 cuchara grande de mezcla de semillas (yo uso sésamo tostado, espelta, chia y lino)

Ingredientes (Guarnición)

-1 Aguacate maduro

-1 Tomate maduro (Ecológico a ser posible para potenciar el sabor)

-2 Trozos de Roquefort

-1 Queso Fresco light

-1 Huevo fresco

-1 Pizca sal maldon

-1 cuchara de semillas (sésamo tostado, chia y calabaza)

-1 cuchara aceite de oliva virgen

-1/2 cuchara mermelada de naranja amarga

Preparación

Preparar un bol, añadir 100 ml de leche, seguidamente poner la levadura, la sal y la harina de espelta en un recipiente a parte y para poder mezclarlo bien. Una vez la mezcla hecha, verterlo todo en el bol de la leche y seguir mezclando con energía, hasta que quede una masa espesa y sin grumos.

Añadir sin dejar de mezclar los 400 ml de leche restantes en el bol, provocando que crezca la masa y eliminando todos los posibles grumos que provoca la harina.

y… voilá! la masa está hecha!

Ahora que tenemos la parte más importante hecha, ya podemos preparar una sartén de teflón, añadir una cucharada de aceite de oliva y extenderlo bien por toda la sartén.

Una vez el aceite esté caliente, usaremos un cucharón para tomar las medidas de cada crêpe, usando así la mitad del cucharón, lo repartiremos por todo el fondo de la sartén, para que quede esparcido y con el mismo grosor por todos los costados. En el momento que vertemos la masa en la sartén, aprovecharemos para salpicar la masa con la mezcla de semillas.

Cuando la masa parezca cuajada por arriba, con la ayuda de una espátula, le daremos la vuelta para tostar la parte contraria. Lo ideal es que queden doradas, pero, cuidado! Como están hechas con harina integral, es difícil distinguir el color y a veces se llegan a quemar antes de que las veamos doradas!

Cuando estén bien cuajadas y doradas las podemos retirar de la sartén. Para la siguiente crêpe, tenemos que fijarnos en la sartén, si esta sigue untada de aceite, podemos proceder a la siguiente, sino, tendremos que repetir el mismo proceso desde el principio.

Una vez conseguida la parte más complicada de la receta, podemos proceder a crear nuestras crêpes saladas con los ingredientes que más nos apetezcan. Yo e creado estas ricuras con aguacate, queso fresco, tomate del huerto, huevo frito y roquefort para darle un toque sofisticado.

Para hidratar las crêpes saladas, podemos añadir un aliño de aceite de oliva virgen y mermelada, yo uso una mermelada que me encanta que es de naranja amarga y le da un toque distintivo, pero las mermeladas dulces también crean un contraste exquisito.

Espero que probéis esta receta y que la disfrutéis!

Ya me contaréis vuestras creaciones ricas ricasss!